Agencia de colocación autorizada nº 0500000172

Entrar


Cinco claves infalibles para contratar el mejor talento en una pyme

Las pymes son uno de los motores del empleo de nuestro país. Tanto es así que en los próximos cinco años se prevé que generen en torno a un millón de empleos, según las estimaciones de Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa. Sin embargo, a corto y medio plazo el ritmo se ralentiza. 

Este escenario es motivado en gran parte por la falta de liquidez que generan los retrasos en los pagos. Según recoge el último Informe Europeo de Pagos de Consumidores, elaborado por Intrum, líder en gestión de créditos y activos, 1 de cada 5 pymes españolas (20%) asegura que si recibiera todos los pagos a tiempo podría contratar más empleados.

Es más, mientras que el 16% de las grandes empresas frena las contrataciones como consecuencia de los retrasos en sus facturas, en el caso de las pymes este porcentaje aumenta casi al doble, hasta el 30%.

La falta de personal preparado en la gestión financiera hace que, en muchas ocasiones, no se puedan llevar a cabo proyectos para que la empresa crezca, influyendo directamente en los planes de negocio y la supervivencia de la compañía. 

Ante esta realidad, los expertos de Intrum han identificado las 5 cualidades que deben buscar las pymes a la hora de contratar personal para gestionar las finanzas de la empresa, no solo para aumentar su volumen de negocio, sino también para prevenir situaciones de impagos:

  1. Capacidad negociadora: Independientemente de la formación académica y profesional, es importante que las pymes y empresas de mayor tamaño cuenten con profesionales con capacidad de negociación. De este modo será más sencillo para la compañía mantener una buena relación con sus clientes y evitar facturas pendientes.
  2. Empatía: Uno de los requerimientos que cada vez más valoran las empresas es la empatía. Cuando una persona es capaz de ponerse en el lugar de otra, situaciones como los retrasos en los pagos se comprenden mejor y puede llegarse a un acuerdo con el que ambas partes salgan beneficiadas. Además, gracias a esta aptitud se pueden evitar problemas de mayor calado como la morosidad o, incluso, una deuda irrecuperable.  
  3. Polivalencia y adaptabilidad: Cada vez más empresas buscan perfiles profesionales que sean capaces de realizar tareas diferentes. Un empleado con habilidades en distintos campos puede abarcar diversas fases dentro del proceso de producción, facilitando así la posibilidad de aportar soluciones innovadoras ante los retos y oportunidades que se presenten.
  4. Capacidad de trabajo en equipo. Ante un imprevisto como puede ser un impago, hay personas que se quedan paralizadas y no saben cómo actuar. En cambio, hay otras personas que son capaces de analizar la situación y tomar decisiones, incluso de trabajar de la mano con empresas externas, especializadas en la gestión y prevención de impagos, con las que potenciar la recuperación de deudas.
  5. Alto conocimiento de la cultura de pagos de otros países. El mundo globalizado en el que el flujo de las importaciones y exportaciones no deja de crecer, cada vez hay más pymes operando en el mercado internacional. Sin embargo, los datos que revela este informe ponen de manifiesto que la cultura de pagos (días en los que pagan en otro país, si aplican recargos por retrasos en los pagos, etc.) es el factor que más impacta negativamente a los pagos internacionales, afectando al 23% de las empresas españolas. Por ello, es importante contar con personal que no solo sepa desenvolverse en otros idiomas, sino también conocer las leyes y formas de pago de otros países a fin de agilizar los procesos y mejorar el entendimiento entre ambas partes.
Avda. Blas Pérez González, 4
38400 - Puerto de la Cruz
(Santa Cruz de Tenerife)
cie@puertodelacruz.es